Octubre 5, 2016

120 niños de La Guajira podrán pedalear por el agua y la educación

Postobón, el Sistema de Fundaciones Cerrejón y la fundación Fórmula Sonrisas, del piloto colombiano Juan Pablo Montoya, distribuirán 120 bicicletas del programa MiBici Postobón a estudiantes del Centro Etnoeducativo Santa Ana y sus sedes satélite Masamana y Ware Warao, ubicados en zona rural del municipio de Maicao, en La Guajira.

Esta entrega de bicicletas, que se realizará el próximo jueves 6 de octubre a las 3:00 p.m. en la comunidad de Santa Ana, municipio de Maicao, Guajira, y que contará con la presencia del piloto colombiano Juan Pablo Montoya, tiene como objetivos mejorar las condiciones de movilidad de los beneficiarios, recortando los trayectos entre la institución educativa y sus hogares, y brindar un medio de transporte que ayudará con mayor facilidad en actividades como el acarreo de agua para sus comunidades.

En La Guajira, la distancia entre las comunidades, centros educativos y fuentes de abastecimiento de agua, es uno de los mayores obstáculos, generando un alto impacto en los indices de deserción escolar, el bajo rendimiento académico y el deterioro de la calidad de vida de las familias.

“Nuestro propósito es transformar vidas. Gracias a MiBici, la participación de Cerrejón y el compromiso de Juan Pablo Montoya, lo podemos hacer bajo un modelo de intervención comunitario integral. Con la bicicletas mejoramos la calidad de la educación y contribuimos al desarrollo del país con soluciones innovadoras y de alto impacto”, manifestó Paula Restrepo Duque, directora Sostenibilidad de Postobón.

En Colombia, la distancia entre los hogares y los centros educativos es uno de los mayores obstáculos para que los niños asistan a las escuelas. Después de caminar largas distancias y debido al cansancio, el rendimiento académico se ve afectado de forma considerable. Con una bicicleta de buenas especificaciones y resistente a las condiciones rurales, sumado al acompañamiento de un modelo integral de intervención social, los estudiantes pueden mejorar su rendimiento académico y ayudar en diferentes actividades del hogar.

“La distribución de medios de transporte como bicicletas a niños de las comunidades donde la movilidad es tan complicada, implica facilitarles que lleguen de manera autónoma a la escuela, manteniendo la energía y las ganas para seguir estudiando. Nuestro objetivo es promover que niños y jóvenes de poblaciones indígenas, tengan facilidades no solo para continuar educándose, sino también para la recolección de agua de forma más segura y eficiente, evitando que recorran tantos kilómetros diariamente», manifestó Janneth Daza, directora del Sistema de Fundaciones Cerrejón.

Las bicicletas que se distribuirán en la comunidad, son el resultado de una recolección de fondos donde se invitó a las personas a recaudar dinero para adquirir 100 bicicletas y, al momento de lograrlo, Juan Pablo Montoya se comprometería a aportar otras 100. Al final de la actividad, fue posible conseguir 171 bicicletas, que se sumaron a las prometidas por Juan Pablo Montoya, para un total de 271 bicicletas.

“Hace algún tiempo la bicicleta se convirtió para mi en una herramienta de trabajo, permitiéndome  alcanzar algunas metas para un mejor desempeño al momento de estar en competencia. Al conocer el proyecto de World Bicycle Relief y Postobón, encontré que la bicicleta también sería un vehículo capaz de ayudar a mejorar la calidad de vida de los niños de bajo recursos en nuestro país. Me identifiqué de inmediato con la iniciativa Mi Bici y la adoptamos como propia dentro de la Fundación Fórmula Sonrisas. Hoy es parte fundamental de nuestros principios al encontrar una herramienta para mejorar el acceso a la educación de los niños, su salud, trabajo y oportunidades”, aseguró el piloto colombiano Juan Pablo Montoya, quien compite en la categoría más importante de los Estados Unidos, la IndyCar.

A finales de octubre, Postobón y la Fórmula Sonrisas, en alianza con la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), entregarán las 150 bicicletas restantes en la Institución Etnoeducativa Una’apuchon N° 16, del municipio de Riohacha, completando así un total de 271 bicicletas distribuidas en la Guajira en el mes octubre como resultado de alianzas institucionales.

El programa MiBici Postobón tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación en Colombia usando la bicicleta como una herramienta de transformación integral. Hasta la fecha ha entregado más de 2.700 bicicletas en siete departamentos del país y se espera que al terminar este año el programa haya distribuido 3.200 bicicletas, alcanzando una inversión de más de $1.500 millones.

Las bicicletas distribuidas por MiBici Postobón presentan una resistencia superior a todas las existentes en el mercado, una vida útil de mínimo 10 años y cuentan con capacidad de carga de hasta 100 kilos. Los asientos son ergonómicos, los marcos reforzados, las llantas están protegidas contra pinchazos, los frenos son resistentes al clima y fáciles de reparar. El diseño de las bicicletas -de marca Buffalo- es el resultado del trabajo que desarrolla alrededor del mundo la fundación norteamericana World Bycicle Relief, aliada de Postobón en el programa.

Los beneficiados con las bicicletas del programa MiBici han reportado la disminución de tiempos en sus recorridos entre un 50% y 60%. Además, reportan un ahorro en gastos familiares de transporte de $10.000 diarios.

Estos resultados se suman al aumento de la actividad física por parte de los beneficiarios y al impacto positivo en los miembros de la familia, quienes también usan la bicicleta como medio de transporte para ir al trabajo, visitar familiares, hacer mercado, ir a los centros urbanos, entre otras actividades de la vida familiar.