Octubre 25, 2017

150 tortugas de río y 30 babillas, son liberadas a su hábitat natural

Como parte de su programa de conservación de especies, Cerrejón en alianza con Corpoguajira realizó la liberación de 150 tortugas entre hicoteas y 30 babillas en el arroyo Tabaco y lagunas de conservación dentro de La Mina, las cuales habían sido incubadas y criadas desde su nacimiento en el Centro de Fauna de la compañía, con el objetivo de entrar a repoblar los ecosistemas en mención.

Las hicoteas (Trachemys callirostris) son una especie de tortuga de la familia de los emídidos caracterizadas por habitar en aguas lentas con fondo fangoso y abundante vegetación sumergida o flotante, que cuentan con una caparazón verde con manchas circulares amarillas y negras. Por su parte, las babillas (Caiman crocodilus) son una especie de reptil carnívoro que habita los diferentes tipos de cursos de agua dulce, ciénagas y pantanos, los cuales en su edad adulta llegan a medir entre 1,8 y 2,5 m de largo, y las hembras 1,4 m.

“Las primeras babillas fueron liberadas en un sistema léntico, que es el arroyo Tabaco y las hicoteas en un punto lótico que fue el Embalse del Muerto. Ambos hábitats son óptimos para el desarrollo de dichas especies y lo que se busca con esto es recuperar las poblaciones de estos animales tan emblemáticos para la región y que nos permite seguir siendo unos amigos naturales de La Guajira”, manifestó Luis Francisco Madriñan, especialista de Biodiversidad de Cerrejón.

“Es importante la liberación de todas estas tortugas porque ayuda al equilibrio de las poblaciones; el cual ayudará a mantener la población estable de vegetales, porque son especies que se alimentan de plantas. Al igual que son importantes las babillas porque ayudan a mantener la población de peces, de ranas y sapos, ayudando al control y al equilibrio ecológico del hábitat donde se liberaron”, afirmó Gerardo González, profesional especializado en el área de Ecosistemas y Biodiversidad de Corpoguajira.

En los últimos 10 años, Cerrejón en alianza con diversas entidades ha desarrollado una estrategia de conservación logrando mejorar las poblaciones y aumentando el conocimiento biológico y ecológico de diferentes especies, Muestra de ello es que durante 2016 se liberaron 447 tortugas marinas en la Alta Guajira además de 170 hicoteas criadas en el Centro de Fauna al río Ranchería.

Cerrejón es una empresa que reconoce y valora la riqueza de la fauna y flora que habita en el departamento, por esto continúa trabajando entre amigos por ser un amigo natural de La Guajira.