Septiembre 10, 2018

La horrible noche

Por: Santiago Ángel Urdinola, Presidente Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Lo ocurrido en la mañana del pasado jueves 20 de septiembre de 2018 ha sido uno de los episodios más tristes que ha vivido la industria minera colombiana. En la madrugada de ese fatídico día, hombres que, al parecer, hacen parte de las disidencias del frente 36 de las Farc en alianza con el Eln, asesinaron a sangre fría a Laura Alejandra Flórez Aguirre, Camilo Andrés Tirado Farak y Henry Mauricio Martínez Gómez, tres jóvenes geólogos que hacían trabajos de exploración para la empresa Continental Gold.

¡Aberrante, desolador, cobarde! No hay palabras que describan lo sucedido, ni que describan el dolor que sentimos al perder a tres promesas de la ingeniería nacional, que por medio de su conocimiento creyeron en la posibilidad de apostarle a su país y a la Minería Bien Hecha.

Y es precisamente la Minería Bien Hecha la que tanto promovemos desde la Asociación Colombiana de Minería –ACM–, aquella que tiene que ver de forma esencial con la defensa a ultranza de la legalidad. Por eso, nos duele ver que, a pesar de nuestro compromiso irrefutable con el desarrollo de una industria sostenible, delincuentes que basan su accionar en la violencia, el narcotráfico y la minería criminal, impacten lo que a pulso de trabajo hemos venido construyendo.

A pesar de lo sucedido, ¡el compromiso con la Minería Bien Hecha y con el país es y será inquebrantable! Estamos seguros de que, de la mano del Estado tendremos las garantías de operar bajo las premisas de seguridad y confianza. Colombia tiene que tener claro que los culpables son los criminales que atentan contra un sector, que es motor de desarrollo para el país. Es momento para unirnos como colombianos, para apoyar el decidido control institucional del territorio y cesar de una buena vez cualquier intimidación ilegal, amenaza o extorsión.

Por eso, hacemos un llamado firme a las autoridades para combatir con vehemencia estas nuevas formas de violencia e ilegalidad, así como también hacemos un llamado a nuestras empresas a no dejarse tentar por las numerosas voces que claman por cuerpos de seguridad más robustos. Basta recordar a aquellos solicitantes que el monopolio de la fuerza compete exclusivamente a nuestra fuerza pública y que los estándares y compromisos de la Minería Bien Hecha nos exigen, a que dentro de este delicado tema, siempre se proceda con máxima cautela en pro de la protección de los Derechos Humanos.

En ese mismo sentido rechazamos con contundencia la extracción ilícita de minerales en nuestro país. El Gobierno Nacional, los gobiernos departamentales y municipales, la empresa privada y sus colaboradores, y los colombianos en general no podemos seguir haciendo caso a omiso a este flagelo, que hoy amenaza a más de 280 municipios a lo largo y ancho del territorio nacional, bajo el que se camuflan delitos como el lavado de dineros provenientes del narcotráfico, el financiamiento de grupos al margen de la ley, la explotación de muchos de nuestros compatriotas, la contaminación indiscriminada de nuestros recursos naturales y como hemos visto más recientemente, la violación a los Derechos Humanos y en especial la amenaza a la vida de quienes sí queremos construir patria a través de nuestro trabajo.

Nuestro gremio y la industria minera en general, se une a los sentimientos de tristeza por la ocurrencia de estos atentados y manifestamos nuestras más sinceras condolencias a los familiares y amigos de las personas afectadas. La Minería Bien Hecha es un sector comprometido con el derecho a la vida y con el bienestar de la comunidad minera, rechazamos toda forma de violencia y reiteramos nuestro compromiso con la legalidad como fundamento del desarrollo económico y social para el país y las regiones.