Octubre 2, 2018

Conociendo mi país, conocimos Medellín

Siete estudiantes de las comunidades de Roche, Patilla, Chancleta y Las Casitas, beneficiados del programa de Auxilio Educativo de Cerrejón, y quienes gracias a su esfuerzo, entusiasmo y creatividad durante el II Encuentro de Estudiantes, fueron los ganadores de la actividad “Conociendo mi País’’.

Con un recorrido de 835 kilómetros por tierra y aire, los jóvenes tuvieron la oportunidad de cumplir diferentes sueños como: conocer una gran ciudad, subirse a un avión por primera vez, trasladarse en el metro, sentir la adrenalina de una tirolesa y vivir la experiencia de visitar museos y parques, así como interactuar con personas de otras culturas y regiones.

Ver más del II Encuentro de Estudiantes: Más de 120 estudiantes se convierten en los protagonistas de su propia historia a través del teatro

Durante el recorrido en la ciudad de Medellín, los estudiantes participaron de diversas actividades culturales y académicas como conocer de primera mano el funcionamiento del Sistema Metro de Medellín; relacionarse con jóvenes víctimas del conflicto armado, que hoy cambiaron las armas por música de la mano de la Fundación Mi Sangre; visitar el Parque Explora y el Planetario de la ciudad; así como interactuar con la naturaleza en el Parque Ecoturístico Arví, uno de los más grandes de Colombia.

“Nunca pensé que a través de esta vivencia tan bonita, iba a vivir experiencias que no creí posibles en mi vida como subirme a un avión, conocer Medellín y visitar muchos parques. Me siento muy feliz y quiero poder replicar todo lo aprendido en mis comunidades para que podamos tener más amor por lo nuestro y cuidar el lugar donde vivimos”, comentó Alix Puche de la comunidad de Las Casitas.

“Mi enseñanza de este viaje es que lo que uno se proponga lo logra, siempre y cuando sea con respeto y trabajando mucho; porque si hacemos las cosas por hacerlas y sin prestarle la atención que se merecen, no nos van a salir bien. Las cosas salen bien, dependiendo del empeño que uno le ponga”, afirmó Yojanis Paola Arregoces, miembro de la comunidad de Chancleta.

Asimismo, Yudleinis Leguizamon manifestó: “el viaje ha dejado muchas cosas en mi vida, las cuales espero poner en práctica, aplicarlas en mi entorno, en mi casa, con mi familia y con mi comunidad. Las oportunidades están dadas en cualquier parte donde uno viva o donde uno esté, en todos los rincones del mundo; estamos donde estemos, la visión y convicción la tenemos que tener nosotros por dentro, poder verlas, tomarlas y hacer de ellas cosas grandes”.

Esta enriquecedora experiencia, dejó una huella en sus participantes, quienes serán los encargados de replicarla, y trabajar por hacer de sus comunidades cada día un lugar mejor.