Febrero 4, 2019

Cerrejón promueve encuentro para el intercambio de experiencias en compensaciones ambientales en Colombia

En Colombia y el mundo, cada año cobra más importancia el concepto de sostenibilidad con respecto a la relación empresa, comunidad y medio ambiente, por ello, Cerrejón desarrolló un Intercambio de Experiencias en Compensaciones Ambientales durante el cual, más de 40 personas de diferentes empresas y entidades como ENEL, ISA, Fundación Natura, Argos, Contreebute, ANDI, The Nature Conservancy, la Universidad Nacional, entre otros, realizaron una reflexión acerca de los retos, desafíos y oportunidades para la implementación de procesos de compensaciones ambientales en el país.

Las compensaciones ambientales son el conjunto de medidas y acciones que generan beneficios proporcionales a los impactos causados por el desarrollo de proyectos, sobre los cuales no se pueden adoptar medidas de prevención, corrección o mitigación. Para ello, y en aras de lograr procesos efectivos de rehabilitación y recuperación de los ecosistemas, es muy importante el empoderamiento y liderazgo de los actores presentes en el territorio y el compromiso de las corporaciones autónomas regionales quienes posteriormente reciben y administran los predios objetos de compensación.

Así como de los entes gubernamentales regionales y nacionales, quienes integran los corredores biológicos a los procesos regionales de preservación, con esto, se contribuye a lograr a que se llegue a un punto de equilibrio entre las especies afectadas, y las que retornan a los hábitats, mantener la funcionalidad de los ecosistemas, y lograr una visión de sostenibilidad a largo plazo en los territorios.

Un corredor biológico para La Guajira

Como parte de su plan de compensaciones ambientales, Cerrejón contribuirá a la conformación de un corredor biológico que sirva de conexión entre la Serranía del Perijá y Sierra Nevada de Santa Marta, en el cual transitará el jaguar como indicador principal de la recuperación y restauración del hábitat, así como sus presas; además, de la reforestación de 10.000.000 de árboles nativos.

Adicionalmente se tiene contemplado el establecimiento de acuerdos de conservación con grupos de familias indígenas y campesinas propietarias de los terrenos, para asegurar la sostenibilidad del bosque en recuperación y restauración; así como el desarrollo de emprendimientos y generación de ingresos para las comunidades a través de una nueva oferta de servicios ambientales, como la implementación de nuevos modos de producción, alineados a la protección del medio ambiente.