Abril 9, 2019

Mesa Interinstitucional resolverá incertidumbres sobre proyecto La Puente

El pasado 2 de abril, Cerrejón fue notificado del fallo de la Corte Constitucional sobre la tutela presentada por comunidades indígenas ante la presunta afectación generada por la modificación parcial del cauce del arroyo Bruno. Este fallo ordena dar continuidad a la Mesa Interinstitucional conformada en 2016, de la cual hacen parte 17 entidades nacionales y regionales para que realicen un estudio técnico que ofrezca respuesta a las incertidumbres expresadas por la Corte, el cual es fundamental para resolver la continuidad del proyecto La Puente.

La modificación del cauce del arroyo Bruno se encuentra prevista en el Plan de Manejo Ambiental desde el año 2005 y su ingeniería de detalle fue aprobada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) en 2014. Las obras, que iniciaron en 2016, consistieron en la modificación de 3.6 kilómetros del cauce del arroyo Bruno, desplazándolo 700 metros hacia el norte de su ubicación original.

Estas obras, fueron socializadas con diferentes grupos de interés, en el marco de un diálogo constructivo y respetuoso de los espacios de reflexión de las comunidades. Adicionalmente sobre este proyecto se han adelantado dos procesos de consulta previa: el primero de ellos con la comunidad indígena de Campo Herrera, que finalizó con una serie de acuerdos relacionados con proyectos de fortalecimiento económico, cultural y medioambiental, definidos con la comunidad, ejecutando así todos los compromisos derivados de esta consulta y el segundo es el proceso de consulta con la comunidad de La Horqueta, el cual se encuentra actualmente en curso, donde ya se han alcanzado unos preacuerdos, y por ello confiamos en que se culmine de manera satisfactoria para las partes. Finalmente, en cumplimiento de un fallo del Tribunal de La Guajira, se está a la espera de acordar la ruta metodológica para adelantar otros dos procesos de consulta con las comunidades de El Rocío y Tigrepozo, por ser éstas las comunidades que según las entidades oficiales, cumplen con las mismas condiciones de La Horqueta (efecto intercomunis) en cuanto a su relación con el arroyo Bruno.

Es importante señalar que las obras se desarrollaron siguiendo reconocidos estándares sociales, ambientales y de ingeniería y estuvieron soportadas por rigurosos estudios técnicos emitidos por expertos nacionales e internacionales. Gracias a ello el nuevo cauce del arroyo ha mostrado un comportamiento acorde a su diseño, emulando las mismas condiciones biológicas del cauce original, lo que garantiza la preservación de la flora y fauna del cuerpo hídrico. El proyecto ha sido objeto de exhaustivas evaluaciones realizadas por la Mesa Interinstitucional, quien confirmó que las obras no afectaban la oferta hídrica para las comunidades vecinas.

Cerrejón es respetuoso de los derechos de las comunidades y el medio ambiente y confía que los resultados de la Mesa den respuesta a los puntos planteados. Así mismo, Cerrejón acata este fallo y brindará todo su soporte para el cumplimiento de lo ordenado por la Corte. Además la empresa continuará dando cumplimiento a lo estipulado por la Corte Constitucional, que desde el año 2017 ordenó suspender el avance en la operación del tajo La Puente en el área de las obras, hasta tanto la Mesa Interinstitucional se pronuncie en los términos ordenados por el fallo.