Albania (La Guajira), 24 de febrero de 2020

346 ESPECIES HABITAN EN CORREDOR BIOLÓGICO EN LA GUAJIRA PRESERVADO POR CERREJÓN

346 especies, entre aves (256), mamíferos (34), reptiles (42) y anfibios (14), ya han sido identificados en el corredor biológico de más de 25 mil hectáreas que conecta la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá en La Guajira, donde Cerrejón está implementando herramientas de preservación ambiental como la siembra de millones de árboles nativos y el establecimiento de acuerdos de conservación con comunidades de la zona para lograr la protección de cuencas de ríos y arroyos.

“Los corredores biológicos son utilizados como rutas que conectan ecosistemas que previamente habían sido afectados por actividades humanas, y en los que la fauna de un territorio puede acceder a otras áreas, para así asegurar su supervivencia. En Cerrejón desde hace varios años trabajamos para recuperar estas áreas y, como resultado de este esfuerzo, ya hemos registrado ocho jaguares en áreas aledañas a la mina y en zonas rehabilitadas. De esta especie no se tenía registro desde 1976, diez años antes de que iniciaran las operaciones de minería en la zona”, afirmo Luis Madriñan, superintendente de Biodiversidad y Rehabilitación de Tierras de Cerrejón.

El corredor contribuye a la conservación de especies amenazadas como el jaguar, el puma, el yaguarundí, el ocelote, el venado cauquero, el zahino, los monos aulladores, entre otros, además de aportar a la protección del medio ambiente y ecosistemas de la región con la participación activa de las comunidades, las instituciones y la sociedad civil.

Cerrejón tiene como misión generar valor social y ambiental para La Guajira y el país; con acciones como esta, la empresa está contribuyendo no solo a la conexión de estos ecosistemas estratégicos, sino también a la preservación de especies amenazadas. Las 25 mil hectáreas en las que actualmente trabaja la empresa corresponden al 9% de la meta que tiene el Estado colombiano en los próximos 10 años de rehabilitar 260 mil hectáreas con especies representativas del bosque seco tropical del país.