Diciembre 9 de 2014

33 Estudiantes de operación y mantenimiento de equipo minero egresan de Tecnoguajira

La producción de bovino representa 83% de la actividad ganadera de Albania. 98,7% es de doble propósito; una gran oportunidad de optimización del negocio.
Como parte de los programas de desarrollo de empresas y generación de ingresos para la región más allá de la operación minera que adelanta la Fundación Cerrejón para el Progreso de La Guajira (Fundación Progreso), un destacado grupo de ganaderos de la región y representantes de la empresa de producción y distribución de productos lácteos, Alquería, se reunieron en las instalaciones del Hotel Waya Guajira para buscar oportunidades de estructurar un proceso de producción y comercialización de leche en la región.

La reunión contempló, en primera instancia, un análisis por parte de la Fundación Progreso sobre la estructura de la actividad ganadera en Albania, incluidos sus 5 corregimientos. Seguidamente, los representantes de Alquería realizaron una presentación sobre su sistema de apoyo a medianos y pequeños productores en algunas regiones apartadas del país. Luego se generó un espacio para discutir sobre formas de asociación e integración de la actividad ganadera de la región al proceso de comercialización de Alquería.

Eduardo Robayo, Director Ejecutivo de la Fundación Progreso manifiesta que “la Fundación buscará la forma de estructurar la participación de diferentes grupos de ganaderos para que con la empresa Alquería se pueda desarrollar la actividad ganadera, orientada a la producción de leche para atender el mercado nacional”.

Por su parte, el grupo de ganaderos asistente solicitó el apoyo inicial para adelantar un proceso de integración del gremio en Albania y zonas cercanas con Alquería para dar seguimiento a sus requerimientos y sugerencias. Para ello, la Fundación Progreso organizará un nuevo encuentro con los ganaderos del municipio que quieran vincularse.

La Fundación Cerrejón para el Progreso de La Guajira continúa buscando oportunidades para que nuevos recursos financieros, técnicos y humanos sean invertidos en el departamento, y que con las comunidades y otras entidades se consolide una cultura empresarial, sostenible, generadora de empleo y de riqueza, apuntando a las necesidades y fortalezas de la región.