Noviembre 11, 2015

Cerrejón informa

Tal y como ha venido circulando en algunos medios de comunicación regionales y nacionales, hoy, el Consejo Seccional de la Judicatura de La Guajira decidió en primera instancia una acción de tutela interpuesta por la autoridad tradicional de Media Luna con el fin de amparar los derechos fundamentales a la consulta previa, ambiente sano, salud y debido proceso en relación con unas obras adicionales en Puerto Bolívar (construcción de muelle de remolcadores, ampliación del canal de acceso y ampliación de la planta desalinizadora).

Al concederse el amparo solicitado, el Consejo Seccional ordenó:

  • Al Ministerio del Interior, adelantar los trámites de consulta previa requeridos para el desarrollo de dichas actividades.
  • A la ANLA, suspender la licencia otorgada para la ejecución de estas obras hasta la realización de la consulta previa.
  • A Cerrejón, abstenerse de iniciar las obras.

Es importante aclarar varios temas frente a esta información:

  1. La operación de Puerto Bolívar continúa, amparada en la resolución 2097 de 2005.
  2. El fallo de la tutela hace referencia a las 3 obras antes mencionadas, no a la operación del Puerto ni a la totalidad de los trabajos contemplados como parte del proyecto P40 y entre los cuales se encuentra el segundo muelle con el cargador dual, ampliaciones en la línea férrea y en locaciones en La Mina, entre otras, que fueron desarrolladas y finalizadas y exigieron inversiones superiores a los US$ 1.100 millones.
  3. La resolución de autorización de las obras mencionadas, se generó por parte de la ANLA tras 2 años de estudios, un proceso amplio de socialización con los diferentes grupos de interés, los conceptos favorables del Ministerio del Interior, Corpoguajira y técnicos de la ANLA, y 2 visitas por parte del Ministerio del Interior para evaluar si se debía adelantar el proceso de Consulta Previa. La segunda de esas visitas fue realizada por solicitud expresa de Cerrejón a la ANLA. El Ministerio realizó una nueva visita al terreno, dialogó con las comunidades y expidió una nueva certificación reiterando que en este caso el impacto de las obras no ameritaba la realización de la Consulta Previa.

Cerrejón es respetuoso de las decisiones de las autoridades competentes, y en ese sentido evaluará el fallo y decidirá si interpone los recursos que la Ley colombiana le permite. La Empresa reitera su interés en adelantar su operación cumpliendo los más altos estándares laborales, sociales y ambientales y manteniendo una relación respetuosa y constructiva con todas las comunidades vecinas a su operación y de La Guajira.