18 de junio de 2020

Respuesta de Cerrejón al comunicado de Twenty Essex

Cerrejón ha tenido conocimiento del comunicado de prensa publicado por la firma Twenty Essex, en la que se anuncia la presentación de una denuncia ante varias organizaciones de Naciones Unidas sobre supuestas violaciones de derechos humanos en la comunidad indígena wayuu de Provincial. Si bien la empresa comparte las preocupaciones frente al bienestar de las comunidades indígenas Wayuu, rechazamos enérgicamente la presentación de información imprecisa y sesgada sobre el desempeño social y ambiental de Cerrejón, incluyendo datos completamente falsos sobre calidad del aire y del agua y consumo de agua. Lamentamos que este comunicado de prensa continúe repitiendo información sin contar con evidencias reales, aparentemente reproduciendo intereses que no representa a todos los miembros del Resguardo Indígena de Provincial.

Cerrejón expresa que tiene toda la voluntad de ofrecer información a las diferentes agencias de Naciones Unidas a quienes se ha dirigido el informe con el fin de suministrar detalles sobre el desempeño social y ambiental de la empresa. Cerrejón mantiene un relacionamiento constructivo con varias agencias de las Naciones Unidas y ha provisto información detallada a este organismo, cada vez que se le solicita.

Cerrejón es una empresa de 30 años de operación que ha desarrollado sus actividades de buena fe, respetuosa de la normatividad que ha venido en un proceso de mejora en la implementación de estándares internacionales como los Principios Voluntarios en Seguridad y derechos Humanos, los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos, las normas de desempeño de la Corporación Financiera Internacional, entre otros.

Nos esforzamos por implementar políticas y procesos rigurosos y robustos a medida que se desarrollan estándares internacionales, y operamos bajo el principio de la mejora continua: nuestras prácticas son auditadas por terceros independientes, tal es el caso de certificaciones ISO 14001 y OSHAS 14000 y el proceso de aseguramiento llevado a cabo por compradores de carbón a través de la iniciativa Bettercoal.

Además de la implementación de procesos de debida diligencia en derechos humanos para el manejo de impactos de la operación, Cerrejón desarrolla programas para contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades étnicas vecinas a la operación, incluyendo a la comunidad de Provincial. Ejemplo de ello es que en 2019 la compañía invirtió USD 3.8 millones para fortalecer las capacidades de miembros de las comunidades, aumentar el acceso al agua y el desarrollo de proyectos para la generación de ingresos. En 2019 entregamos 26.4 millones de litros de agua, a lo largo de nuestra operación hemos dado soporte para la educación superior de más de 17,000 personas en 2019 invertimos, a través de la iniciativa Obras por Impuestos, USD 2 millones para la expansión de la planta de tratamiento de agua de Riohacha, La Guajira.

Bajo las actuales circunstancias causadas por la crisis sanitaria del COVID-19, Cerrejón definió medidas y protocolos necesarios en términos de salud e higiene, limpieza, distanciamiento social para proteger la salud de trabajadores y comunidades y así realizar un reinicio gradual de las operaciones. Con el compromiso de apoyar a las comunidades étnicas vecinas para afrontar esta situación, Cerrejón reorientó la inversión social voluntaria invirtiendo casi USD 2.4 millones para fortalecer el sistema de salud en La Guajira, con la donación más de 100.000 insumos médicos para hospitales locales, incluyendo la próxima entrega de tres ventiladores y la donación de un laboratorio para procesar pruebas moleculares PCR que no existe en el departamento, así como la entrega de más de 50.000 mercados con alimentos a cerca de 12.000 familias en 400 comunidades. Adicionalmente, reforzamos nuestro programa de distribución de agua y a la fecha hemos entregado más de 12 millones de litros de agua a las comunidades, incluyendo a Provincial.

Rechazamos enérgicamente las acusaciones y la insinuación de que hemos actuado de manera inapropiada, tanto en general como durante la pandemia de COVID-19.