Octubre 25, 2016

Fundación Cerrejón para el Agua implementó sistema de aprovechamiento de aguas grises en Kamusüchiwo>ü

El agua residual residencial que no contiene desechos humanos se denomina agua gris y puede ser empleada para diversas tareas cotidianas, representando una reducción considerable en el consumo de agua potable y contribuyendo significativamente al cuidado del medio ambiente.

 

Por ello, luego de un análisis exhaustivo del contexto de la Institución Etnoeducativa Kamusüchiwo>ü, donde la principal problemática es la escasez de agua, la Fundación Cerrejón para el Agua en La Guajira, en alianza con la Fundación Ramírez Moreno y el aporte del departamento de Responsabilidad Social de Cerrejón en su etapa de diseño, construyó un sistema para el aprovechamiento de aguas grises resultantes del lavado de manos, baños, prendas de vestir y demás utensilios para la descarga de baterías sanitarias utilizadas por 824 alumnos y 32 profesores.

 

“El sistema consiste en poner en funcionamiento las baterías sanitarias mediante la recolección, tratamiento y distribución de 4.470 litros de aguas grises, contribuyendo al ahorro del agua, la cual escasea en la Institución. Adicionalmente, como parte del proyecto se han capacitado a los beneficiarios para el manejo del sistema, el reúso de aguas grises y saneamiento e higiene con el propósito de mantenerlo en óptimas condiciones”, manifestó Raúl Roys, director de la Fundación Cerrejón para el Agua en La Guajira.

 

El impacto social y ambiental del proyecto ha sido significativo por su contribución al mejoramiento de las condiciones de salubridad de la Institución y sus alrededores y la disminución tanto de contaminación al suelo y aguas superficiales, como de la proliferación de vectores.

 

 

“La innovación social se ha convertido en una herramienta eficaz para el éxito de proyectos encaminados a mejorar la calidad de vida de las comunidades. El relacionamiento con ellos y la alianza con las entidades públicas y privadas son un factor clave para el desarrollo de iniciativas dirigidas a la conservación de la cultura y el medio ambiente”, puntualizó Roys.

 

 

“Este proyecto me parece excelente pues va a beneficiar mucho a los estudiantes, ya que los niños no tendrán que salir de la Institución, logrando tener mayor control y disciplina sobre ellos y destinando de mejor manera su tiempo para el estudio. Sin duda esto mejorará la calidad de vida de los alumnos, por lo que a los ancianos nos dará la esperanza de ver a los jóvenes visionar un mejor futuro para nuestras comunidades”, afirmó con emoción Poo Uriana, Autoridad Tradicional de Sarrutsira.

 

 

El agua es un recurso natural, indispensable para la vida humana y animal, el cual debemos proteger para garantizar el funcionamiento de la naturaleza y la supervivencia de los seres vivos que la conforman, por lo que seguimos trabajando en alianzas que permitan contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades  y su sostenibilidad.