Febrero 8, 2016

Liberación de varias especies de animales en el arroyo Tabaco

Como parte de su compromiso con el medio ambiente, Cerrejón relocalizó cuatro monos aulladores en inmediaciones del arroyo Tabaco.

El mono cotudo o mono aullador (Alouatta seniculus) es una de las especies de primates típica de la región; viven generalmente en grupos cerrados dominados por un macho alfa, se alimentan principalmente de brotes de hojas tiernas, aunque también pueden consumir frutas e insectos. Los monos aulladores pocas veces bajan de los árboles y solo lo hacen para tomar agua o cuando las condiciones adversas de su hábitat los obligan a buscar un nuevo sitio donde establecerse.

Cuatro individuos de esta especie fueron rescatados en un fragmento de bosque en el sector conocido como “Antiguo Manguitos”, posteriormente fueron llevados con otros animales silvestres al Centro de Rehabilitación de Fauna Cerrejón. Este Centro hace parte del Programa de rehabilitación clínica y biológica de fauna, con el que se han rescatado más de 35.000 individuos entre peces, aves, mamíferos y reptiles, y más de 5.000 han sido rehabilitados y liberados a su hábitat natural.

Además de los cuatro monos aulladores, fueron liberados cinco marmosas, dos iguanas y una falsa mapaná; “era necesario para estos animales que fuesen reubicados, ya que el fragmento de bosque del Centro de Fauna resultaba muy pequeño para que pudieran sobrevivir.” – comentó Juan Alzate, biólogo del Centro.

Un puercoespín (Coendou prehensilis) hallado por una residente en el área del supermercado Carulla, ubicado en la Unidad residencial de Mushaisa, también fue rescatado y devuelto a su hábitat, es posible que este animal estuviera buscando agua, dadas las condiciones de sequía que se presenta en el departamento de La Guajira.  La veterinaria Carolina Polo, señaló que: “el ejemplar fue trasladado hasta el Centro de Fauna, donde se le realizó la revisión respectiva, y se determinó que era una hembra en buen estado de salud”.

En Cerrejón nos preocupamos por la conservación y el cuidado de la fauna de la región, con acciones inmediatas de atención a los animales en riesgo, en nuestro Centro de Rehabilitación de Fauna.

Generalidades de los animales rescatados y reubicados:

 

  • Monos aulladores:los aulladores tienen el rostro corto y las narinas (fosas nasales) achatadas y separadas. Su tamaño oscila entre 56 y 92 cm.  El aullido conjunto de grandes grupos de araguatos semeja el silbido del viento, aunque mucho más poderoso y sostenido.
  • Marmosas:son un género de pequeños marsupiales didelfimorfos de la familia Didelphidae, conocidos también como zarigüeyas ratón. Las marmosas guajiras suelen habitar en territorios arbolados y de humedad elevada. El color de pelo varía no solo entre las distintas especies sino entre individuos, e incluso, según la edad de los mismos, suelen tener tonos grisáceos o pardos y rojizos en las regiones dorsales y blancos, grisáceos claros, cremosos o amarillentos en las ventrales.
  • Iguanas: son propias de zonas húmedas selváticas; viven normalmente en árboles, alrededor de 1,2 m sobre el suelo. A pesar de su tamaño, pueden moverse velozmente entre las plantas y son excelentes trepadoras. Las iguanas tienen una excelente visión y pueden ver cuerpos, sombras y movimiento a grandes distancias. Usan sus dos ojos para navegar a través de selvas densas, así como también para encontrar comida. Tienen también ciertas señales visuales para comunicarse con otras iguanas.
  • Falsa mapaná:es una serpiente de pequeño tamaño, usualmente menor de 1 metro; se alimenta de ranas y pequeños reptiles y, ocasionalmente, de pequeñas aves, imita la coloración de una serpiente venenosa (Mapana verdadera) para evitar depredadores, en la región la llaman “mapana raboseco”.
  • Puercoespín:es el nombre común que se aplica de forma genérica a varias especies de mamíferos roedores del suborden de los histricomorfos. El puercoespín se caracteriza por ser un animal de costumbres nocturnas, de modo que pasa el día en el interior de una galería que excava y por las noches sale en busca de alimentos. Sin embargo, no es un animal que aguante las bajas temperaturas, por eso en invierno permanece también en su cueva incluso con la llegada de la noche.