Mayo 5, 2016

Líderes, autoridades tradicionales y veedores fueron capacitados en Normativa Indígena y Derechos Fundamentales

La Fundación Cerrejón para el Fortalecimiento Institucional de La Guajira a través del proyecto “Promoción de la participación ciudadana y el control social efectivo y transparente de la inversión social de regalías y otros recursos públicos” desarrollado en alianza con USAID-ACDI VOCA, realizó el taller Normativa Indígena y Derechos Fundamentales. En este participaron 12 veedurías indígenas conformadas como parte de la alianza, además de líderes y autoridades tradicionales indígenas.

El taller giró alrededor de tres derechos fundamentales: el derecho a la Consulta Previa, a la libre determinación y autonomía, y a la administración de justica – jurisdicción especial indígena; haciendo énfasis en su carácter colectivo.

“Durante el taller tratamos temas de derechos fundamentales para los pueblos indígenas, porque no solamente son los establecidos en la Constitución, sino que a través de la jurisprudencia se han definido otros derechos para ellos. Esperamos continuar formando a la población wayuu para que pueda seguir defendiendo sus derechos de manera correcta”, manifestó Fany Kuiru Castro, abogada indígena uitoto.

En 1991 la Constitución Política de Colombia reconoció aspectos importantes para las comunidades indígenas: el carácter multiétnico y pluricultural, el ordenamiento territorial y la apertura de espacios políticos y sociales de participación. Actualmente, 87 son los pueblos indígenas oficialmente reconocidos por la dirección de Asuntos Indígenas y Minorías Étnicas del Ministerio del Interior, los cuales no superan 3% de la población nacional, pero en La Guajira representan más de 40%.

El marco normativo para la protección de los pueblos indígenas en Colombia es amplio, pero su implementación presenta retos especialmente en la promoción del conocimiento y empoderamiento por parte de las comunidades de la protección de sus derechos como minorías étnicas, lo cual generará mayor acceso a los derechos fundamentales y al buen uso de los mecanismos de participación establecidos.

Por esta razón, se promueve la realización de este tipo de actividades, con las que se busca contribuir al fortalecimiento de las veedurías como espacios de participación civil, que de manera mancomunada con sus autoridades tradicionales, permitan el acceso y exigibilidad de los derechos fundamentales en las comunidades indígenas.

“Estoy muy contenta por haber participado en esta capacitación, porque como indígenas tenemos unos derechos específicos y así contaremos con las herramientas para exigir que se respete nuestro territorio, salud y vivienda. Gracias a la Fundación por su apoyo con la implementación de este programa, por lo que nosotros ya sabemos formular proyectos y defender nuestros derechos. Ya es hora de despertar como wayuu y estoy segura que este conocimiento que recibimos el día de hoy lo multiplicaremos en el resto de nuestra comunidad”, manifestó Gloria Tile Uriana, líder de la comunidad de Orroko.