Agosto 18, 2011

Primeros frutos a la venta

Sembrar buenas semillas y recoger buenos frutos, es el refrán que aplica a diario Doris Amaya, agricultor de nacimiento y miembro de la comunidad de Roche, actualmente en proceso de reasentamiento con Cerrejón, quién ve los primeros resultados de su proyecto productivo, con el que busca generar su autosotenibilidad en el nuevo sitio de asentamiento.

Un hombre soñador, con más de 37 años conociendo los secretos de la tierra: cuál es  el mejor día del mes para la siembra o la mejor forma de encausar el agua para aprovechar hasta la última gota. Hoy observa los melones, las patillas y el maíz que germinaron luego de las largas jornadas de arado, la tecnología bien aplicada y el trabajo constante de seis meses de este labrador.

“Siento una alegría y una satisfacción, al ver mi producto acá […] quiero que de aquí en adelante siga siendo lo mismo para sentirme más feliz”, con estás palabras pronunciadas luego de una jornada de venta exitosa de patillas y melones, realizada en la unidad residencial Mushaisa,  Doris inició los primeros pasos como comercializador de frutas. Asegurando además, la venta del 90 por ciento de su producción a la empresa Aramark, encargada de proveer los alimentos que se distribuyen  en Cerrejón.

Este proyecto productivo, pionero en su tipo dada su naturaleza agrícola, cuenta actualmente con una producción de ocho toneladas en su primera cosecha, convirtiendo a Doris en un ejemplo guajiro a seguir. Ya son más de 16 iniciativas de carácter auto sostenible las que se están implementando en la comunidad de Roche, todas con el asesoramiento multidisciplinario de funcionarios de Cerrejón y técnicos asociados para hacer posible esta fase del proceso de reasentamiento.

El objetivo central de estas iniciativas, es buscar que los miembros de las comunidades constituyan proyectos, que a mediano y largo plazo, les permitan obtener un sustento con el cual puedan abastecerse y satisfacer a sus necesidades básicas.

Para Cerrejón, el haber acompañado técnica y administrativamente este proceso con resultados a la vista, es una muestra de trabajo en equipo, esperando que más sueños germinen y se multipliquen, para que sigan creciendo y afianzándose en su recorrido hacia la sostenibilidad.