Arroyo Bruno

Localizado entre los límites de Albania y Maicao. Nace en la zona alta de la Serranía del Perijá en La Guajira dentro de la reserva forestal protegida Montes de Oca. Su cauce discurre con una dirección sureste-noroeste en un recorrido de 22,4 km hasta desembocar en el río Ranchería.

De acuerdo con datos del Ideam este arroyo es de tipo estacional, registra anualmente un período húmedo en el mes de mayo y en los meses de octubre a diciembre, y ocho meses de sequía en los períodos de enero a abril y de junio a septiembre. Su caudal varía dependiendo de la época del año y del tramo en que se realicen las mediciones: parte alta, media o baja.

En la parte alta donde nace el arroyo, por ser el área donde se presenta mayor precipitación y menor evaporación, existe una mayor presencia de agua respecto de la parte baja y se constituye en la zona de recarga del acuífero.

En la parte media, municipio de Albania, se encuentra el punto denominado La Batea, usado por las comunidades para recreación, lavado de vehículos y captación ocasional  de agua por pobladores en cuyas comunidades se presentan restricciones temporales en los pozos, aljibes o jagüeyes.

Dada la necesidad de mejorar la oferta hídrica del arroyo, en esta parte Cerrejón ejecutará acciones de conservación de la cuenca, con la participación activa de las comunidades.

En la parte baja se manifiesta en forma marcada la condición estacional del arroyo de acuerdo con los periodos de lluvia y sequía antes mencionados. No se registra actividad agrícola o pesquera y en sus inmediaciones no se encuentran asentamientos humanos.

En esta área se desarrollaron las obras de modificación parcial del cauce del arroyo donde se planea la realización de trabajos de minería, en terrenos adquiridos por Cerrejón a propietarios privados en 1982 y desde entonces no existen residentes.

¿En qué consistieron las obras de modificación parcial del cauce del arroyo Bruno en el Proyecto La Puente?

Mover 700 metros al norte un tramo de 3,6 km, replicando las condiciones físicas y bióticas naturales en la cuenca baja del arroyo, en predios del área concesionada propiedad de Cerrejón, donde no hay comunidades asentadas, acorde al diseño aprobado, haciendo uso de las mejores prácticas y estándares de ingeniería nacional e internacional.

El tajo La Puente es uno de los más importantes dentro de la operación actual y futura de Cerrejón. Sus posibilidades de expansión, permitirán reemplazar el cese de la producción de tajos cuyas reservas se agotarán en el corto plazo.


Estado actual

El proyecto de modificación parcial del arroyo Bruno culminó y se encuentra en proceso de estabilización del nuevo cauce. Durante la etapa de construcción se generaron cerca de 330 empleos entre directos y temporales para miembros de las comunidades y municipios vecinos.

Actualmente se desarrolla el proceso de rehabilitación y estabilización ambiental, logrando que los taludes del nuevo cauce, estén revestidos con la capa de suelo y sembrada la primera generación de especies vegetales.

Se ha dado inicio al programa de monitoreo hidrológico, en cumplimiento del requisito establecido en la entrega de los permisos ambientales otorgados por Corpoguajira y ANLA, y se ha finalizado la construcción de los 1.000 hábitats que se planearon, para ser colonizados por las diferentes especies propias de la ronda hídrica. Algunos de estos hábitats ya han mostrado evidencia de colonización.

Etapas del proyecto

Actividades previas

La construcción de los 3,6 km de cauce del arroyo Bruno se llevó a cabo secuencialmente, iniciando con la adecuación de las instalaciones temporales, la conformación de las vías de acceso a los diferentes frentes de obra, la localización y el replanteo, el ahuyentamiento o reubicación de fauna, y la identificación de plantas nativas para trasplantar durante la conformación ambiental.

Desde su inicio se logró la vinculación de miembros de las comunidades con programas de educación ambiental y fortalecimiento productivo, y se realizó la socialización permanente de los avances de las obras.

Excavación del cauce

Terminada la etapa inicial, se realizó el desmonte vegetal y el aprovechamiento forestal, seguido por la remoción y almacenamiento de los suelos que fueron utilizados más adelante para el restablecimiento del sustrato al inicio de la etapa de revegetación.

Se continuó con la excavación del canal principal y de una planicie de inundación con meandros (curvas compuestas), similares a las del cauce natural. El material aquí excavado fue transportado y dispuesto en el dique-vía perimetral al tajo minero.

Para conservar el acceso al tajo minero, fue necesario reconformar cerca de 160 metros de la vía interna y se construyó un puente en concreto sobre el nuevo cauce de 30 m de luz libre.

Rehabilitación ambiental del cauce

En los tramos en los que se finalizó la excavación, se continuó con la conformación ambiental y construcción de las estructuras del cauce.

Se instalaron 54 estructuras y 7.400 metros de barrera de baja altura dentro del cauce principal y los taludes, con el fin de recrear hábitats naturales y de ajustar el comportamiento hidráulico del nuevo cauce. Las principales estructuras instaladas fueron los escalones de fondo, los entramados y las barreras.

Durante la conformación ambiental se cubrieron  los taludes y la planicie de inundación  con 20.000 m3 de suelo y se sembraron 6,5 ha de gramíneas y más de 7.000 plantas como precursores leñosos, para colonizar los sitios favorables de acuerdo con la topografía. En las márgenes se construyeron 20 jagüeyes y más de 1.300 hábitats como cuevas, montículos de piedra y depósitos leñosos para favorecer los procesos de colonización de vertebrados.

Puesta en marcha del cauce

Finalmente se construyó la obra para el control del paso de agua, una presa térrea de cierre, cuya cresta corresponde al nivel de agua para un período de retorno de 10.000 años más 1,0 m de borde libre.

Después de la construcción de la obra se implementó un proceso de seguimiento y monitoreo que permite identificar eventuales ajustes que se requieran. Un monitoreo hidrobiológico y programa de monitoreo de aguas, un monitoreo de fauna terrestre, un seguimiento de las derivas y ratas de migración del nuevo cauce y de las formas asociadas a su construcción, como lo son los taludes. Las actividades de monitoreo muestran resultados satisfactorios de establecimiento del ecosistema alrededor del nuevo cauce.

Además, existe y continúa la participación comunitaria en los comités de seguimiento y monitoreo del proyecto, establecido en el Comité de Seguimiento Ambiental conformado por un delegado de la comunidad de Campo Herrera y la Asociación Indígena Wayuú de Albania – AIWA.

Ventajas del diseño y la construcción

Estudios realizados

Desde 1998 se contempló la modificación parcial del cauce del arroyo Bruno en el Plan de Manejo Ambiental de las denominadas Nuevas Áreas de Minería. Estos estudios fueron complementados con el fin de asegurar la adecuada caracterización del entorno y el análisis de sus impactos.

Desde 2012 hasta 2016, se adelantó la caracterización de los componentes físico, biótico y social, aprobados junto con la ingeniería de detalle por la ANLA mediante la Resolución 0759/14.

Se realizaron los estudios complementarios requeridos por Corpoguajira para el otorgamiento de los permisos ambientales, dentro de los que se destaca el estudio de revisión y aplicación de las recomendaciones efectuadas por el IDEAM.

Los resultados confirmaron la confiabilidad del modelo hidrogeológico que se tuvo en cuenta para el diseño de las obras.

Para el desarrollo de este proyecto se tuvieron en consideración los estudios hidrológicos adelantados por Cerrejón a lo largo de 30 años y los análisis hidrogeológicos detallados, resultado de los procesos de exploración geotécnica e hidrogeológica y del monitoreo y seguimiento previos.

Asimismo, cuentan con el respaldo de expertos nacionales (Ingetec y Conconcreto) e internacionales (Alluvium), buscando que la ingeniería aplicada se ajustara a los mejores estándares de la ingeniería ambiental a nivel mundial.

El proceso con las comunidades y otros grupos de interés

Como parte de los estudios previos se adelantó el análisis y evaluación de los impactos identificados y las medidas de manejo correspondientes. Fueron caracterizados entre otros aspectos:

  • dinámica de poblamiento
  • sistema de salud
  • condiciones demográficas
  • sistemas educativos
  • economía y actividades tradicionales
  • organización social
  • etnolingüística
  • presencia de institucional
  • relación de la comunidad con los recursos naturales

La información fue obtenida de entidades del Estado de estudios sobre temas sociales que incorporan las dimensiones propias del componente social tales como la demografía, espacial, económica, política, cultural, organizativa y arqueológica; además de los estudios existentes en Cerrejón y de la información primaria obtenida en el entorno.

Como resultado de este análisis, integrado con los propios de los componentes biótico y abiótico, se identificaron los impactos contenidos en los estudios presentados a las autoridades. En relación con las posibles afectaciones a las comunidades étnicas relacionadas con su cultura, creencias, formas, ritos y economías tradicionales, el Ministerio del Interior encontró que, con excepción de la parcialidad indígena de Campo Herrera, no se registraron afectaciones a ninguna otra comunidad étnica.


Consulta previa con la comunidad de Campo Herrera

El Ministerio del Interior mediante resolución 03 de 2013, certificó a la comunidad indígena de Campo Herrera, perteneciente a la etnia wayuu, como la única potencialmente afectada por las obras de modificación parcial del cauce del arroyo Bruno, por actividades relacionadas con pesca ocasional que dicha comunidad realiza aguas abajo del sitio de las obras, en la confluencia del arroyo Bruno con el río Ranchería. Se adelantó en consecuencia el proceso de consulta previa a partir del 21 de agosto de 2013, alcanzando acuerdos que fueron protocolizados el 1º de mayo de 2014.

Consulta previa con la comunidad de La Horqueta 2

El Consejo de Estado ordenó, en fallo de segunda instancia en desarrollo de la acción de tutela interpuesta por la comunidad de La Horqueta 2, proferido el 16 de octubre de 2016 y que se encuentra en firme por no haber sido seleccionado para revisión, la realización de un proceso de consulta previa con dicha comunidad, el cual se encuentra en curso, habiendo realizado 5 reuniones y acordado la ruta metodológica.


Medidas compensatorias

El Plan Integral de Compensación Ambiental operado por Conservación Internacional Colombia busca mejorar la estructura y condiciones de conectividad eco sistémica de 235 ha en la parte media y alta del arroyo Bruno. La última es zona de recarga del acuífero.

Las acciones del plan contribuyen a mantener la regulación y calidad hídrica; la restauración, recuperación y rehabilitación de áreas degradadas en la subcuenca. También empoderará a las familias en el desarrollo de prácticas agrícolas sustentables, a través de acuerdos de conservación.

El plan comprende además el desarrollo de alternativas de abastecimiento de agua subterránea, como nuevos pozos, programas de capacitación y el desarrollo de un estudio hidrogeológico de la Falla de Oca para determinar su potencial de oferta hídrica, en el área asociada a la cuenca del arroyo.

El Servicio Geológico Colombiano presentó el “Modelo Hidrogeológico Conceptual en Sectores Estratégicos para la Gestión del Agua Subterránea en el Departamento de La Guajira”, que a través de un convenio suscrito con Cerrejón en 2014 y la información geológica e hidrogeológica de 30 años de la operación de la empresa en el área, permitió mejorar el conocimiento de los sistemas acuíferos y sus principales características en cuanto a cantidad y calidad del agua.


Validadores

El proyecto de modificación parcial del arroyo Bruno ha sido presentado a la opinión pública a través de los diferentes medios corporativos de Cerrejón. Su socialización se ha efectuado además a través de visitas al sitio del proyecto, registrando una cifra superior a 6.000 personas entre miembros de comunidades, autoridades, miembros de ONG, periodistas y líderes de opinión, sin contar personal interno.

CIFRAS DESTACADAS

Las obras permiten mantener:

Producción


Mantener los niveles de producción
de la Compañía.

Empleo


600 a corto plazo
1.100 a mediano plazo.

Contratos


$500 millones en compras y contrataciones en La Guajira.

Impuestos y regalías


$3,7 billones para el país
hasta el 2033.