Marzo 3, 2016

A través de nuestra Fundación Cerrejón Guajira Indígena promovemos la seguridad alimentaria

Gracias a una alianza estratégica establecida entre el Programa Mundial de Alimentos y la Fundación Cerrejón Guajira Indígena 1.300 familias de 94 comunidades del Departamento han sido beneficiadas desde 2015 con la entrega de 50 toneladas de víveres y 4.332 bonos de alimentos, además de capacitaciones en alimentación y nutrición. Estas iniciativas tienen como objetivo fortalecer la seguridad alimentaria y nutricional y contribuir a su vez en la promoción de capacidades productivas y las buenas prácticas tradicionales agrícolas, teniendo en cuenta la extendida temporada de sequía que afecta a la región.

“La Fundación enfoca su gestión en el desarrollo de proyectos encaminados a disminuir los altos índices de desnutrición en las comunidades indígenas y promover la seguridad alimentaria. Nuestra meta es que en 2020 hayamos reducido en 30% los índices actuales de desnutrición infantil en las comunidades donde hemos llegado, medido a partir del estudio de evaluación de impacto que desarrolla la Fundación desde 2014 y donde se identificó 41% de desnutrición crónica y 37% de desnutrición global», manifestó Otto Vergara, director de la Fundación Cerrejón Guajira Indígena.

Dentro de la alianza con el PMA, atendimos a 760 personas de 154 familias de 13 comunidades con la intervención de 23 parcelas (yüjas) y 13 hectáreas, sembradas con cultivos de ahuyama, maíz, patilla, fríjol y melón. Adicionalmente, se instalaron tres silos (banco de semillas, alimentos y forrajes) con el objetivo de almacenar alimentos nativos para abastecer a las comunidades en épocas secas, se han producido 7 toneladas de alimentos y 20 kilos de forraje diarios para la alimentación animal, con los que se benefician 71 personas de 14 familias. También, 607 agricultores wayuu de 25 comunidades fueron capacitados en temas de manejo agrícola.

“Este apoyo significa mucho para nosotros porque no tenemos nada que comer. Gracias por ayudarnos a sobrellevar esta época de sequía”, manifestó Jose Luis Daza, miembro de la comunidad wiwa, Zanañi.

En Cerrejón queremos ser parte de la solución, por ello seguimos trabajando de la mano con aliados y comunidades para contribuir al desarrollo de una Guajira segura y nutrida, en línea con sus usos y costumbres y la promoción de la innovación para la generación de alternativas eficientes y sostenibles.

¿Cómo promovemos la seguridad alimentaria?

Nuestros programas van más allá de distribuir alimentos, consisten en formar a los beneficiarios, trabajar conjuntamente para la preparación de las tierras esperando la temporada de lluvias y el almacenamiento de semillas y granos para épocas secas. La Fundación promueve el fortalecimiento de la economía tradicional wayuu mediante el:

  • Fortalecimiento de programas de seguridad alimentaria conformados por tres componentes: agrícola, ganadero y de recolección.
  • Fomento artesanal para posicionar una cultura de sostenibilidad con la capacitación y generación de negocios sostenibles, permitiendo la obtención de ingresos suficientes para el acceso a los alimentos.
  • Fortalecimiento de las redes de apoyo y ayuda mutua tradicionales wayuu que permiten potenciar el conocimiento local y el sistema de producción tradicional de bienes y alimentos.
  • Monitoreo y evaluación de resultados a través de metodologías de evaluación de impacto, para medir nuestra contribución a la calidad de vida y nutrición de los aliados.
  • Implementación de un modelo colaborativo, intercambiando la entrega de víveres o bonos de alimentos por trabajos dentro de las propias comunidades.