Agua

El uso responsable del agua es una de nuestras principales prioridades. Por eso, desarrollamos nuestras operaciones con agua industrial o minera, la cual no es apta para el consumo humano, animal ni agrícola.

El 85% del agua empleada en nuestros procesos mineros provienen de las escorrentías de lluvias y de los mantos de carbón (agua minera) que se utiliza para controlar las emisiones de polvo derivadas de nuestras operaciones. El 15% restante se capta del río Ranchería y su acuífero aluvial, y es empleada en el consumo de empleados y contratistas, sus familias y la entrega a las comunidades de nuestra área de influencia. En Puerto Bolívar, el 100% del agua utilizada proviene del mar y se potabiliza en una planta desalinizadora.

Gracias al trabajo de protección y conservación de las cuencas hídricas que realizamos dentro de la mina, el caudal del río Ranchería aumenta, en promedio, un 30% a su paso por la operación, como lo registran las mediciones que nos entregan las estaciones de monitoreo del IDEAM.

Monitoreamos la calidad y la cantidad del agua de los cuerpos hídricos con los que interactuamos. Tenemos 29 sensores que nos informan en tiempo real del estado del agua superficial y subterránea y nos ayudan a medir diversos parámetros, para asegurar que nuestra actividad se realiza cumpliendo con la normatividad colombiana.