Rehabilitación

Desde inicios de nuestra operación y como parte de nuestro compromiso con el medio ambiente, hemos transformado 4.400 hectáreas, donde anteriormente desarrollamos minería a cielo abierto, que se han convertido en áreas boscosas.

Gracias a la reconstrucción de estos hábitats, hemos visto el retorno de especies de fauna silvestre, que espontáneamente se han ido estableciendo y conservando, como el jaguar, venados, osos mieleros, tigrillos, morrocoys, gavilanes y poblaciones importantes de aves, insectos, anfibios y reptiles.

  • Preminería: Reconocimiento de los suelos y relocalización de fauna presente en la zona, en otras áreas previamente evaluadas.

  • Preservación de suelos: En esta etapa removemos y guardamos el suelo conocido comúnmente como la capa orgánica, base fundamental para poder rehabilitar las tierras intervenidas por las operaciones mineras.

  • Minería de carbón: Remoción de estéril (roca) y extracción de carbón

  • Adecuación de tierras: Reconfiguración de terrenos y formación de nuevos suelos, para posteriormente sembrar semillas de pasto Buffell, una planta que procede de África, que fija el carbono y estabiliza el material del suelo, dando paso a la incorporación de especies arbustivas y arbóreas nativas de La Guajira.

  • Estabilización de suelos: Se establecen coberturas pioneras conformadas por semillas y plantas de rápido crecimiento, adaptadas al clima y a los suelos de la región, para que actúen como protectores contra la erosión hídrica y como acondicionadores de suelo.

  • Revegetación:

  • Postminería: Bosque maduros, áreas protegidas para la conservación.

Reforestación

Hemos sembrado más de 2 millones de árboles nativos, de más de 40 especies, que forman parte de un proyecto para conformar un corredor biológico de más de 25.000 hectáreas entre la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta. Contribuimos a la protección de especies amenazadas y en peligro de extinción como el guayacán de bola, ébano, perehuetano, ollita de mono, carreto y garcero.

Promovemos la participación de las comunidades en la conservación y preservación del suelo y en la implementación de prácticas agrícolas y pecuarias sostenibles, con programas como el Sistema de Producción Agrosilvopastoril, con el que transfiere tecnología y conocimiento a más de 150 personas de seis comunidades para el buen uso y manejo de la tierra. Adicionalmente, establecemos acuerdos de conservación con comunidades, asociaciones y familias del territorio para la restauración, recuperación y protección de áreas estratégicas para la conservación localizadas en áreas aledañas a la Mina.