Calidad del aire


Las operaciones mineras a cielo abierto generan material particulado (polvo), el cual si no es correctamente controlado puede constituirse en un riesgo significativo tanto para las comunidades vecinas como para el ambiente. Es por esto que en Cerrejón hemos desarrollado un sistema de gestión de calidad del aire con el que se evalúan sus condiciones actuales, se planea e implementan las medidas de prevención y mitigación  requeridas y se le hace seguimiento y monitoreo a la eficiencia de las mismas. Con este sistema de gestión nos hemos comprometido con la protección del ambiente y de la salud de nuestros trabajadores y de las comunidades que nos rodean, así como con el cumplimiento de las normas establecidas por las autoridades ambientales del país.

Indicadores Ambientales

Conoce nuestros indicadores de gestion responsable con el medio ambiente.

Conoce la calidad de aire de nuestra operación

Riego de las vías de acarreo de materiales con una flota de 26 tanqueros de 20 mil galones de capacidad cada uno. El agua utilizada, proveniente de lluvias o lagunas de retención, se mezcla con químicos supresores de polvo para obtener mejores resultados.

Uso de modelos de dispersión atmosférica como herramienta de planeación y definición de la secuencia minera.

Humectación y compactación del carbón en los vagones, durante su transporte hacia Puerto Bolívar, y en los apiladores/reclamadores de Puerto.

Humectación y adición de agua durante las operaciones de cargue de roca, carbón y suelo.

Cubrimiento de las bandas transportadoras del carbón en la infraestructura de Puerto Bolívar.

Utilización de aspersores para riego de las áreas de avance minero en los niveles superiores de los tajos.

Red de monitoreo de calidad de aire para polvo suspendido total, respirable y sedimentable con 17 estaciones de muestreo que nos muestran la eficiencia de las medidas de control establecidas.

Tres estaciones automáticas de muestreo en tiempo real como herramienta de alerta temprana a la operación para establecer oportunamente las acciones de control que correspondan.

Conformación de cuadrillas para el control de la combustión espontánea de los mantos de carbón.

Monitoreos bianuales de presencia de gases (óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno y monóxido de carbono) en la operación. Los resultados indican que las concentraciones son muy bajas.